Noah's Flood and God's Calendar article by Don Roth Biblical Calendar Proof presentation in Spanish The Ten Virgins and Christ's Return biblical article by Don Roth
Don Roth's Evidence proving the true Biblical Calendar

Los Últimos Siete Días de la Vida de Cristo

Artículo Impresa PDF

 

 

Últimos Siete Días de Cristo

Para dar cuenta de los últimos siete días de la vida de Cristo de manera correcta, se debe recordar que el día bíblico comienza al ponerse el sol, no a media noche como en el calendario Gregoriano.

El inicio de la cuenta de los siete días está en Juan 12:1-2, “Entonces Jesús, seis días antes de la Pascua, vino a Betania donde estaba Lázaro, al que Jesús había resucitado de entre los muertos. Y le hicieron una cena allí, y Marta servía; pero Lázaro era uno de los que estaban a la mesa con Él.”

Esta fue la cena al inicio del sexto día. Los versículos del 3 al 11 continúan revelando cómo María ungió los pies de Cristo cuando estaba a la mesa. Es difícil imaginar esta escena si se piensa en la silla con mesas que se usa hoy en día, pues la mujer habría tenido que estar debajo de esta. Pero el diseño de esta mesa era diferente; la palabra empleada en esta escritura es la 4873 en el diccionario Strong, y es una combinación de palabras que continúa con la 4862 – significa “junto con” y la 345 es “reclinarse en una mesa”. Ellos no se estaban sentando a la mesa, sino reclinándose, por lo que María pudo ungir los pies de Cristo sin interrumpir la cena.

La narración continúa en el versículos 12-13. “Al día siguiente, cuando la gran multitud que había venido a la fiesta, oyó que Jesús venía a Jerusalén, tomaron hojas de las palmas y salieron a recibirle, y gritaban: ¡Hosanna! Bendito el que viene en el Nombre del Señor, el Rey de Israel.”

El término “al siguiente día” se refiere a la porción del día en la que hay luz, la cual comenzó después de la cena. (Referencia Mateo 27:1) Se pueden encontrar más detalles de los acontecimientos de este día en Marcos 11:1-11. El versículo 11 explica lo que sucedió al final de ese día, y concluye el primer día de los seis días de Juan 12. “Y entró en Jerusalén, llegó al templo, y después de mirar todo a su alrededor, salió para Betania con los doce, siendo ya avanzada la hora.”

¿Qué día de la semana fue esto? Este día es llamado por la comunidad cristiana como Domingo de Ramos, y corresponde a una tradición no encontrada en la Biblia. Sin embargo, esto no sucedió en un domingo, sino jueves 4 de abril del 30 d.C. (en el calendario Gregoriano), fecha que se puede comprobar empleando las Escrituras para seguir el relato de los últimos siete días de la vida de Cristo.

Muchos enseñan esta ficción del domingo porque sus maestros en algún momento les dijeron que era lo correcto, y se convirtió más en una tradición que en una enseñanza bíblica. En lugar de enseñar la verdad de la Biblia se aferran a esta tradición. Mateo 15:3, “Y respondiendo Él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios a causa de vuestra tradición?” Y de nuevo en Mateo 7:13 dice, “Entrad por la puerta estrecha, porque ancha es la puerta y amplia es la senda que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella.”

Aquellos que enseñan con información falsa han llegado a una errónea conclusión enseñando otra tradición que es falsa: la historia de la crucifixión en viernes. Aún si se toma como inicio una Pascua en viernes, la cuenta correcta de los seis días llevará al shabbat; Jesús entró a Jerusalén en sábado, no domingo. Pero el día de la Pascua no se incluye dentro de la cuenta de los seis días. Recuerde, Juan 12:1 claramente dice que fueron seis días antes de la Pascua. Si se incluye la Pascua, la cuenta daría siete días, no seis.

La verdad, que Cristo fue crucificado durante la Pascua, es un hecho aceptado universalmente, y este día no se incluye dentro de la cuenta que comienza con Su entrada triunfal a Jerusalén. Este día, la Pascua, es importante para los Judíos, pues se conmemora el día en que el mensajero de la muerte pasó por sobre las casas de los israelitas, pero mató a los primogénitos de los egipcios.

Es cuestión de revisar los registros de en qué días de la semana guardaban los judíos la Pascua. Esta fiesta solo puede ocurrir en cuatro días de la semana: lunes, miércoles, viernes y sábado. Hay un patrón para el día de la Pascua que se repite cada 247 años. Este patrón es el que los judíos han seguido por más de 3500 años.

Conociendo este hecho, se puede ahora establecer cuáles años d.C. tienen una Pascua en viernes y cuáles no. Al ver el tiempo aproximado en que Cristo murió (un poco antes o después del año 30 d.C.), se puede determinar este registro. Al consultar el Calendario Hebreo, el primer año antes del 30 a.C. en que se dio una Pascua en viernes fue el 22 d.C., el cuál es muy anticipado. El siguiente no sucede hasta el año 36 d.C., y estaría muy tarde como para encajar dentro del relato histórico. Solo esto prueba que la creencia popular de la crucifixión en viernes es imposible, así como el mito construido de que la resurrección se dio en domingo, detrás del cual solo está la intención de celebrar a Ostara, la diosa pagana de la primavera.

Ya que se mostró que es imposible que la crucifixión se diera en viernes ¿en qué día de la semana señala la Biblia que sí se dio la crucifixión? El día correcto se encuentra al conocer el año correcto. La siguiente información histórica establece el 30 d.C. como el año de la crucifixión.

¿Cuál fue la fecha de la crucifixión?

La siguiente información histórica establece que fue en el año 30 d.C. Se ha establecido que el rey Herodes, quien gobernó Judea en el tiempo en que Cristo nació, murió en el año 5 a.C. (Wikipedia ubica el reinado de Herodes el Grande del año 37 a.C. al 4 a.C.), lo que ubica el nacimiento de Cristo en el año 5 a.C., y haría que la fecha de la crucifixión sea antes del año 31 d.C.

La siguiente información se encuentra en The International Bible Encyclopedia, página 1381 (en la columna de la derecha). “El único momento en que él (Herodes el Grande) es mencionado en el Nuevo Testamento es en Mateo 2 y Lucas 1. En Mateo es relacionado con los sabios de oriente, que vinieron a investigar el nacimiento del ‘Rey de los Judíos’. Al enterarse de su secreto, Herodes se dio cuenta por medio de los ‘sacerdotes y escribas del pueblo’ de dónde iba a nacer el Mesías, y ordenó una ‘masacre de los inocentes’, acto con el que su nombre es generalmente asociado sobre el resto de las obras que realizó en su vida. Puesto que Herodes murió en el año 4 a.C. y pasó un tiempo entre la masacre y su muerte (Mateo 2:19), tenemos una pista para llegar a la verdadera fecha del nacimiento de Cristo. Otro elemento clave, dentro de esta misma conexión, es un eclipse lunar, únicamente mencionado por Josefo (Antiquities XVII; VI, 4; texto y nota). Este eclipse fue visto poco tiempo después de la muerte de Herodes, y ocurrió el 13 de marzo del año Juliano 4710 – 4 a.C.”

Una vez establecido su nacimiento en el año 5 a.C., sabemos que Su ministerio inició en el otoño del año 26 d.C., puesto que Lucas 3:23 nos dice, “Y cuando comenzó su ministerio, Jesús mismo tenía unos treinta años…” El año 30 d.C. ha sido confirmado históricamente por los cinco testigos, como lo reafirma la siguiente información de Alfred Edersheim, el respetado escolar, en su libro The Life in Times of Jesus the Messiah. Él muestra que la crucifixión de Cristo se dio durante el inicio del año 30 d.C., en el 14 de Nisán, el primer mes del año, durante la porción del día de Pascua antes de que el sol se ocultara.

Del libro: “Y luego un terremoto recorrió la naturaleza, cuando el sol se ponía. No nos atrevemos a hacer más que seguir las rápidas narrativas de los Evangelios. El primer testimonio dado es que el velo del Templo se parte en dos desde arriba hasta abajo, y el segundo es que, al temblar la tierra, las rocas se parten y los sepulcros se abren. Probablemente se registra que el velo se rasgó, porque era el símbolo más importante para Israel. Existe la posibilidad de que este acontecimiento estuviera conectado con el terremoto, a pesar de que es muy difícil que el terremoto por sí solo pudiese romper un velo tan pesado de extremo a extremo. Sin embargo, todo tiene su significado. El que una gran catástrofe que anunciaba la inminente destrucción del Templo ocurriera en el Santuario alrededor de dicho tiempo, es confirmado por cuatro testimonios independientes: el de Tácito, el de Josefo, el Talmud y la tradición cristiana. Los más importantes son el del Talmud y Josefo. Josefo habla de la misteriosa extinción de la vela piloto del Candelero Dorado. 40 años antes de la destrucción del Templo; y tanto él como el Talmud hacen referencia a una apertura sobrenatural en las Puertas del Templo, las cuales habían estado cerradas previamente, lo que se considera un presagio de la destrucción que había de venir.” (p. 610)

En resumen, el Templo fue destruido por Tito en el año 70 d.C. 40 años antes de esta fecha fue el año 30 d.C. – ¡el año de la crucifixión! El número 40 representa el tiempo de prueba de Dios.

Para mayor confirmación, lea los artículos ¿Cristo fue crucificado un viernes y resucitó un domingo? y ¿Ha sido pasada por alto la Pascua? Empleando únicamente escrituras bíblicas, estos dos artículos concluyen que Cristo fue crucificado un miércoles. La narración bíblica confirma este hecho. El Calendario Hebreo prueba que en el año 30 d.C. la Pascua se dio en miércoles, miércoles 10 de abril del año 30 d.C. en el calendario Gregoriano.

Como muestra Marcos 11:11, el día de las ramas de palma terminó. Luego, en el versículo 12 dice, “Al día siguiente, cuando salieron de Betania, Jesús tuvo hambre.” Esto inicia el día dos. La maldición de la higuera y cuando él saca a los cambistas continúa en los versículos 13-19. En el versículo 19 dice, “Y cuando atardecía, solían salir fuera de la ciudad.” Esto registra la conclusión del día dos de la cuenta de seis días. La fecha en el calendario Gregoriano es viernes 5 de abril del año 30 d.C.

Marcos 11:20 muestra el día tres. “Por la mañana, cuando pasaban, vieron la higuera seca desde las raíces.” Considere por qué Pedro destacó que la higuera ya se había secado. Él pensó que era importante porque cuando un árbol muere, toma semanas para que muestre señales de que murió. Sin embargo, esta higuera se secó de la noche a la mañana.

Esto aclara lo que se podría entender incorrectamente en Mateo 21:19-20. “Y al ver una higuera junto al camino, se acercó a ella, pero no halló nada en ella sino sólo hojas, y le dijo: Nunca jamás brote fruto de ti. Y al instante se secó la higuera. Al ver esto, los discípulos se maravillaron y decían: ¿Cómo es que la higuera se secó al instante?” No fue sino hasta el siguiente día que los discípulos vieron que la higuera se secó, como lo registra el libro de Marcos.

Marcos 11:27-28, “Llegaron de nuevo a Jerusalén; y cuando Jesús andaba por el templo, se le acercaron los principales sacerdotes, los escribas y los ancianos, y le dijeron: ¿Con qué autoridad haces estas cosas, o quién te dio la autoridad para hacer esto?” Aquí se muestra el final del día tres y el inicio del día cuatro (domingo). Mateo 21:23 también nos dice cómo inició este día. El día tres fue entonces el shabbat 6 de abril del año 30 d.C. del calendario Gregoriano.

Un acontecimiento muy importante que sucedió en este día también fue registrado. Todo esto se encuentra desde Marcos 11:27 hasta el capítulo 14:1. Esto fue lo que se hizo y dijo en el domingo. Mateo 21:23 - 25:44 y Lucas 20:1 - 22:1 cubren el mismo relato, y dan información adicional a lo que se encuentra en Marcos. La fecha gregoriana de este día sería 7 de abril del año 30 d.C.

Marcos 14:1, “Faltaban dos días para la Pascua y para la fiesta de los panes sin levadura; y los principales sacerdotes y los escribas buscaban cómo prenderle con engaño y matarle.” Mateo 26:1-2 registra el mismo acontecimiento, “Cuando Jesús terminó todas estas palabras, dijo a sus discípulos: Sabéis que dentro de dos días se celebra la Pascua, y el Hijo del Hombre será entregado para ser crucificado.”

¿Dónde estaba Cristo en el momento del día en que dijo eso? Marcos 14:3 da la respuesta, “Y estando Él en Betania, sentado a la mesa en casa de Simón el leproso, vino una mujer con un frasco de alabastro de perfume muy costoso de nardo puro; y rompió el frasco y lo derramó sobre la cabeza de Jesús.”

Mateo 26:6-13 confirma lo que Marcos describió. Esto es lo que llamamos la noche del domingo, pero fue el inicio del lunes para los judíos, el quinto día de la cuenta de los seis días. Esta escritura también registra cuando Cristo fue ungido en preparación para su muerte en la cruz.

Mateo 26:14-16 y Marcos 14:10-11 también registran el plan de Judas de traicionar a Cristo, con lo que concluye el quinto día de la cuenta, lunes 7 de abril del año 30 d.C.

El sexto día comienza con Mateo 26:17, “El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, se acercaron los discípulos a Jesús, diciendo: ¿Dónde quieres que te hagamos los preparativos para comer la Pascua?” Esta misma pregunta la hacen en Marcos 14:12, “El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, cuando se sacrificaba el cordero de la Pascua, sus discípulos le dijeron: ¿Dónde quieres que vayamos y hagamos los preparativos para que comas la Pascua?”

Los traductores hacen que esto parezca ser el primer día de Panes Sin Levadura. Pero lo que esta escritura dice es que el primer día en que se comían panes ácimos era en la noche de Pascua. Éxodo 12:8, “Y comerán la carne esa misma noche, asada al fuego, y la comerán con pan sin levadura y con hierbas amargas.” También se les ordenó que comieran panes sin levadura por siete días adicionales. Éxodo 12:19, “Por siete días no habrá levadura en vuestras casas; porque cualquiera que coma algo leudado, esa persona será cortada de la congregación de Israel, ya sea extranjero o nativo del país.”

Esto prueba que la Pascua fue el primer día en que se comió pan ácimo.

La clave para entender que este fue el día antes de la Pascua es que estaban haciendo las preparaciones para comer la cena de Pascua un poco después de la puesta del sol. Claramente, se necesitaba prepararse durante el día antes de la cena de Pascua. De Juan 12:1-2 se concluye que era el día 6, martes 9 de abril. ¡Recuerde! El día comenzaba al ponerse el sol.

El inicio del día 7 se registra en todos los cuatro evangelios. Mateo 26:20, “Al atardecer, estaba El sentado a la mesa con los doce discípulos.” Marcos 14:17, “Al atardecer llegó El con los doce.” Lucas 22:14-15, “Cuando llegó la hora, se sentó a la mesa, y con El los apóstoles, y les dijo: Intensamente he deseado comer esta Pascua con vosotros antes de padecer.” Juan 13:2, “Y durante la cena, como ya el diablo había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, el que lo entregara.”

En Mateo 26:26-28 dice, “Mientras comían, Jesús tomó pan, y habiéndolo bendecido, lo partió, y dándoselo a los discípulos, dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo. Y tomando una copa, y habiendo dado gracias, se la dio, diciendo: Bebed todos de ella; porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que es derramada por muchos para el perdón de los pecados.”

Y en Marcos 14:22-24, “Y mientras comían, tomó pan, y habiéndolo bendecido lo partió, se lo dio a ellos, y dijo: Tomad, esto es mi cuerpo. Y tomando una copa, después de dar gracias, se la dio a ellos, y todos bebieron de ella. Y les dijo: Esto es mi sangre del nuevo pacto, que es derramada por muchos.”

Lucas 22:19-20, “Y habiendo tomado pan, después de haber dado gracias, lo partió, y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. De la misma manera tomó la copa después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que es derramada por vosotros.”

Aquí Cristo cambia el inmolar y comer el cordero por comer pan sin levadura y beber vino. Él no cambia el día o la hora en que la Pascua se observaba como memorial. Lo que Él sí cambia son los elementos: pasa de cordero a pan y vino. Este es el séptimo día de la cuenta hasta Su muerte, alrededor de la hora nona (3:00 p.m. en el calendario Gregoriano).

Marcos 15:33-34, 37; “Cuando llegó la hora sexta, hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora novena. Y a la hora novena Jesús exclamó con fuerte voz: ELOI, ELOI, ¿LEMA SABACTANI?, que traducido significa, Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” Versículo 37, “Y Jesús, dando un fuerte grito, expiró.”

Este es el final de la vida de Cristo, un miércoles 10 de abril del año 30 d.C. Como la Biblia lo registra, estos fueron los últimos siete días de la vida de Cristo.

Don Roth
12-28-17

Se calcula eventos bíblicos por fecha La Investigación Biblia

_